Virtudes y Defectos de Aries

Aries es un signo poderoso, lleno de energía, capaz de liderar y de conseguir grandes metas. Pero es un signo joven, impetuoso, narcisista y colérico.

Las personas nacidas bajo el signo de Aries son dadas a sufrir de estrés y ansiedad por abarcar más de lo que sus energías les permiten. Suelen actuar con arrojo y confianza, pero rara vez evalúan la situación de forma meditada, y a veces se lanzan de cabeza a por imposibles que acaban generándoles gran frustración. Sinembargo su gran optimismo suele darles cierta resistencia a la tristeza y otros males derivados de las penas y el pesimismo.

Los Aries han de esforzarse en cultivar la paciencia, la meditación y la calma. Y deben aprender a pensar dos veces antes de actuar.

Las virtudes de Aries

Los Aries tienen una energía contagiosa y son enormemente optimistas. Su fe mueve montañas y transmiten una gran seguridad. Les resulta fácil empujar a la gente hacia delante, lo que les convierte en buenos líderes que inspiran a los demás.

En su trato personal, son personas amigables y cálidas. Actúan con franqueza y honradez. No les gustan los subterfugios. No son dadas a habladurías y cotilleos y les interesa poco la vida de los demás.  Aunque pueden enfadarse con facilidad, pronto se les pasa.

En general, Aries no suele ser codicioso y se comporta con generosidad.

Los defectos de Aries

Aries es testarudo y directo. La estrategia, el tacto y la diplomacia no son sus fuerte. Para él, todo es blanco o negro y no es bueno con los matices, tiende a ser radical.

Aries es un signo joven y peca del narcisismo de un bebé. Además, su juventud le hace ser inocente e ingenuo, confía demasiado en los demás y suele sentirse traicionado con facilidad.

Tiene un carácter colérico e irascible. Aunque tiene un gran empuje, puede ser bastante inconstante.