La personalidad de Cáncer

Cáncer es el primer signo del agua, influenciado por la Luna, y representa los sentimientos. Es un signo lleno de emociones y empatía. 

Las personas nacidas bajo el singo de Cáncer son tranquilas y rara vez se meten en problemas. No les gusta arriesgar y prefieren ir a los seguro, son bastante conservadoras. 

La salud de Cáncer va muy ligada a sus sentimientos, así que ha de aprender a cultivar los buenos y relativizar los malos para que no le pasen factura. 

A la hora de relacionarse, Cáncer puede ser realmente protector, y parece que disfruta cuidando y ayudando a los demás. 

El signo de Cáncer: el Cangrejo

El signo de Cáncer es el cangrejo, que le otorga una personalidad muy peculiar. Es hogareño y hospitalario, pero cuando se retrae puede ser solitario e introvertido.

Para afrontar la vida Cáncer se comporta como su signo: rara vez es directo, se acerca dando rodeos, despacio, con sigilo y disimulo, pero en el último momento, es capaz de lanzarse con todo a por su objetivo y no cesar hasta que consigue lo que se propone. Rara vez arriesga demasiado y suele ser conservador. 

El regente de Cáncer: La Luna

Bajo la influencia de la Luna, las personas nacidas en Cáncer están dotadas de una gran sensibilidad. Son emocionales, sensibles, creativas y vulnerables, pero también tienen una gran capacidad de recuperación, tanto emocional como física.

La familia, cuidar a los demás y el hogar son también valores importantes para un Cáncer. 

El elemento de Cáncer: el Agua

La combinación del agua y la Luna hacen a las personas nacidas en Cáncer caer bajo el influjo de las mareas, lo que les provoca frecuentes vaivenes emocionales, como si les influyesen los ciclos lunares más que al resto de signos. Por suerte para ellos, acaban aprendiendo que los malos momentos propiciados por estados más melancólicos o tristes son sólo pasajeros y pronto pasarán a dar paso a tiempos llenos de alegría y felicidad.