La personalidad de Capricornio

Capricornio es un signo terrenal que representa la disciplina y la persistencia. Su enorme determinación le hace trabajar duro y perseverar frente a la adversidad.

Cuando Capricornio tiene un objetivo, no lo abandona a la ligera ni se desvía un ápice. Son personas con gran determinación que se concentran en un sólo objetivo a la vez para logras sus metas.

Las personas nacidas bajo el signo de Capricornio respetan las tradiciones y las normas. Persiguen sus objetivos, pero prefieren hacerlo siguiendo los caminos ya trillados y no experimentando con atajos que pueden acarrear riesgos innecesarios.

Capricornio es ambicioso y tiene grandes metas, siempre anda cuidando sus pasos con la vista puesta en el futuro.

El signo de Capricornio: la Cabra

Capricornio está representado por una cabra. Este animal puede parecer tranquilo, amigable e incluso gracioso; pero es una especie todoterreno terriblemente resistente. Sin prisa, pero sin pausa, camina hacia sus objetivos con persistencia mientras afronta los insultos y las decepciones, las presiones y las obligaciones estoicamente con la misma tranquilidad que una cabra rumia todo aquello que se encuentra.

El regente de Capricornio: Saturno

La calma y la paciencia de Capricornio se deben en gran medida a su regente Saturno, que representa el análisis reflexivo que surge de una visión moderada y prudente de la vida. Son personas que suelen estar dotadas de mayor sabiduría y madurez que otras de su edad.

La regencia de Saturno también hace que los capricornio sean especialmente resistentes ante los infortunios, dado que siempre se los plantean como pruebas y obstáculos que les harán ser más fuertes una vez los superen.

El elemento de Capricornio: la Tierra

Capricornio es el último signo de la Tierra, está totalmente aferrado a lo terrenal y prefiere ser práctico y realista a vivir sólo de sueños. Son personas rutinarias a las que les gustan los trabajos cotidianos.