Virtudes y Defectos de Capricornio

A través de su increíble persistencia, la lucidez de su razón y su paciencia Capricornio alcanza sus objetivos; si no se deja llevar por la melancolía, la timidez o el conservadurismo.

Las personas nacidas bajo el signo de Capricornio son demasiado ambiciosas y muchas veces pueden frustrarse porque no pueden conseguir todo lo que desean. Si se dejan llevar pueden sucumbir a la melancolía o a la tristeza. Sin embargo tienen una enorme resistencia fruto de su carácter sobrio y moderado.

Los Capricornio deben trabajar para mejorar su humor y ser más extrovertidos. Y deben aprender a ser más humildes para no sucumbir a la frustración.

Las virtudes de Capricornio

Los Capricornio son personas que gracias a su confianza, su gran eficiencia y la calma con la que toma sus decisiones, dan pasos estables y seguros que les garantizan que pocas veces van a cometer errores. Esto les hace ser realmente fiables y dignos de desempeñar cualquier tarea por crítica que sea.

Capricornio tiene un carácter práctico y realista que les convierte en personas razonables y lógicas que analizan bien las cosas y valoran el conocimiento adquirido, lo que les permite tomar decisiones con sabiduría.

Aunque son muy fiables y rara vez tropiezan, cuando lo hacen, la tenacidad de Capricornio les hace no retroceder y afrontan los problemas con una gran persistencia y disciplina de trabajo que les suele permitir superar todas las dificultades.

Los defectos de Capricornio

La ambición de Capricornio les puede jugar malas pasadas. Si no aprenden a controlarla viven en una perpetua sensación de insatisfacción que les hace caer en la melancolía, el pesimismo y la tristeza.

Las personas nacidas en Capricornio tienen la certeza de que siguen el camino correcto, y no son capaces de pensar en que puede haber otros caminos. Este planteamiento les hacer ser orgullosos e inflexibles y su carácter introvertido y tímido dificulta sus relaciones y sus capacidades de trabajo en equipo. Suele ser conservadores y no les gustan los riesgos.

Capricornio prefiere la razón a la intuición y no se deja guiar por los sentimientos. Pueden ser personas frías y apáticas.