Virtudes y Defectos de Escorpio

Escorpio es un signo pasional, con una energía vital enorme y mente despierta. Pero es un signo intenso, egocéntrico y conflictivo.

Las personas nacidas bajo el signo de Escorpio deben controlar sus emociones. Si no son capaces de canalizarlas, la intensidad de sus sentimientos puede jugarles malas pasadas. Son personas muy seguras de su potencial, que se conocen muy bien a sí mismas y afrontan la vida con valentía y pasión. Cuando sus emociones son negativas pueden acabar cayendo en la melancolía y la profunda amargura. Deben entonces buscar un cambio de actitud y buscar la aceptación de aquello que les afecta. 

Los Escorpio han de aceptar que no pueden luchar en todos los frentes, y que a veces, es mejor dejar las cosas estar.

Las virtudes de Escorpio

Escorpio afronta la vida con valentía, pasión y tenacidad. No tiembla ante la adversidad y su perseverancia le permite afrontar con éxito casi todos los problemas a los que se enfrenta. No le gusta dejar las cosas a medias y tiene una gran capacidad para acabar con éxito todo lo que empieza. 

Las personas nacidas bajo el signo de Escorpio se entregan por completo a sus relaciones y son realmente cariñosas, leales y comprometidas.  

Otro de los rasgos positivos de Escorpio es la sinceridad, aunque hay que entenderla en su correcta medida. Son personas que serán sinceras sin maquillar sus palabras, por lo que es mejor no preguntar si no estamos dispuestos a recibir un jarro de realidad.  

Los defectos de Escorpio

Las pasiones de las personas nacidas en Escorpio son extremas e intensas y le cuesta dejar las cosas en paz, lo que a veces acaba empeorando los problemas.

Los Escorpio son personas realmente egocéntricas y consideran que ellos suelen estar en posesión de toda la verdad, lo que hace que a veces traten a los demás con desdén. 

En sus relaciones, los Escorpio pueden acabar teniendo comportamientos celosos. También pueden ser vengativos cuando se dejan llevar por el rencor al sentirse agraviados.