La personalidad de Géminis

Géminis tiene una mente inquieta que no para de observar y asimilar información. Es un signo dinámico, carismático, comunicativo y versátil que no deja a nadie indiferente.

Géminis se arma de su ingenio y su encanto natural para conseguir sus objetivos, es capaz de desplegar sus dotes comunicativas y su carisma para encandilar a sus interlocutores y llevarlos hacia el camino que desea. 

Géminis es extremadamente activo y tiene una gran capacidad para afrontar dificultades y resolverlas con éxito. Sin embargo, esta capacidad puede desbordarle. Tiene cierta propensión a asumir más de lo que puede abarcar. Aunque muchas veces parezca que un Géminis rinde como dos o incluso tres, al final del día, sólo es una persona y sus energías son limitadas.

Géminis tiene una personalidad que puede resultar muy compleja y cambiante. Suelen ser personas muy cariñosas y afectivas, pero tienen cambios de humor y opinión inesperados y diferentes estados de ánimo. 

El signo de Géminis: los gemelos

Los gemelos representan las mil y una caras que puedes encontrar dentro de una persona nacida bajo el signo de Géminis, y a veces, puedes encontrarte a dos de ellas a la vez. Este cúmulo de personalidades hace que las personas nacidas bajo el signo de Géminis sean comunicativas, dinámicas y cambiantes. 

El regente de Géminis: Mercurio

Mercurio es el mensajero de los dioses, veloz y con grandes dotes de comunicación. Su influencia hace a los nacidos bajo el signo de Géminis personas carismáticas y sociales. 

Mercurio representa la comunicación, y convierte a los Géminis en personas elocuentes y con una gran agilidad mental. 

El elemento de Géminis: el aire

El aire es dinamismo en estado puro, y otorga a Géminis vitalidad y versatilidad.

La gracilidad del viento además le otorga una gran habilidad, que, combinada con sus dotes mentales y con el influjo de los gemelos, convierte a los Géminis en personas realmente polifacéticas.