Virtudes y Defectos de Géminis

Géminis posee gran agudeza mental y tiene múltiples talentos. Su humor es brillante, y tiene tacto, diplomacia y destreza, pero es impaciente e inconstante.

Los Géminis necesitan el descanso más que el resto de signos. Sin embargo, son dados a no dormir lo suficiente porque acaban teniendo la cabeza en demasiados sitios como para conciliar bien el sueño. Son capaces de asumir una carga de trabajo abrumadora y resolverlo todo con éxito.

Las personas nacidas en Géminis deben relajarse y descansar. Si se cuidan, son capaces de afrontar con éxito todos los retos que se pongan frente a ellos.

Las virtudes de Géminis

 Las personas nacidas bajo el signo de Géminis son dinamismo en estado puro. Ya sea por su habilidad, o por su agilidad mental, demuestran un carácter polifacético y una gran capacidad resolutiva.  

Puede que la curiosidad matase al gato, pero desde luego no podrá con un Géminis. A este signo le encanta descubrir cosas nuevas y aprender de todo lo que le rodea. Tiene una gran imaginación. 

Los Géminis son personas carismáticas que tienen un porte juvenil tengan la edad que tenga. Con su actitud jovial emanan gran simpatía que, junto a su gran elocuencia, les otorga buenas dotes comerciales. 

Los defectos de Géminis

El torbellino que pueden llegar a ser las personas nacidas en Géminis puede ser difícil de llevar para otras personas. Cambian de opinión con frecuencia y su estado de ánimo puede ser una lotería. Esto les convierte en personas muy volátiles.

A Géminis le gusta descubrir y le llama lo nuevo, hasta el punto de que siempre va a intentar estar en todas partes y no perderse nada. Tarde o temprano, esto les provocará ansiedad y estrés y le generará problemas que le costará gestionar. 

Toda la capacidad resolutiva de las personas nacidas bajo el signo de Géminis se diluye en sus frecuentes cambios de opinión, que les convierten en personas inconstantes.