Top 5 defectos de Leo

El empuje de Leo puede ser abrasador como el propio Sol. Es egocéntrico, impulsivo, orgulloso y le gusta dominar con autoritarismo.

En el ranking de los 5 defectos principales de Leo tenemos:

Leo es orgulloso

Los Leo son personas orgullosas con todas las letras. Quítales algo que crean que les pertenece por derecho, fáltale al respeto o intenta menoscabar su dignidad y le oirás "rugir" con fuerza. Esto podría no ser un problema si no fuese porque ese orgullo les hace estar siempre con las "garras fuera" y, tienden a ser poco razonables una vez se han alterado. 

Leo es egocéntrico

A Leo le gusta ser el centro del mundo, inspirado por su regente el Sol. Intentará ser el centro de la atención de cualquier manera, lo hará por las buenas, y si no lo consigue será por las malas. Es tan egocéntrico, que cuando siente que la gente pierde el interés en él, puede comportarse como un auténtico niño.

Leo es arrogante

Cuando no controlan su alto concepto de sí mismas, las personas nacidas bajo el signo de Leo pueden acabar mirando y tratando con desdén a todos los simples mortales que están por debajo de ellas.

Esta actitud narcisista puede resultarle especialmente negativa, porque cuando se comporta con semejante arrogancia, puede acabar espantando a sus interlocutores, y a Leo, no le gusta nada la soledad. 

Leo es dominante y autoritario

Incluso los Leo más tranquilos son personas que internamente están convencidas de su regio derecho a dominar sobre las circunstancias y las personas de su entorno. Atácale a su orgullo, dale órdenes o muéstrate rebelde y verás como sacas su carácter más brusco y autoritario. 

Leo es dependiente

Detrás de esa fachada de líder poderoso que está por encima de todo, se esconde un "gatito" al que no le gusta estar sólo y no quiere pasar inadvertido. A Leo le enferma la soledad tanto como el aburrimiento, tiene un carácter dependiente para con los demás.