Virtudes y Defectos de Leo

El calor del Sol puede ser reconfortante o abrasador, al igual que Leo. Son personas valientes, nobles y generosas, pero pueden ser arrogantes, vanidosas y autoritarias. 

Las personas nacidas bajo el signo de Leo son dadas a irse a los extremos en cuanto a su salud se refiere. O son espantosamente descuidados, desaliñados y enfermizos, o son pulcros, ordenados y vitales. Sin embargo no soportan parecer débiles, y si sospechan que se compadecen de ellos sacarán toda su fuerza y vitalidad para dar lo mejor de si mismos. 

Los Leo han de esforzarse en ser flexibles y buscar el término medio, deben cuidarse y descansar, sin obsesionarse por la salud ni dejarse llevar por la pereza.

Las virtudes de Leo

Los Leo hacen honor a su signo y su animal, y son personas realmente valientes y nobles que afrontan las dificultades con energía y optimismo y tienen una gran tolerancia a la adversidad. 

Las personas nacidas bajo el signo de Leo son realmente carismáticas y tienen cualidades que les convierten en líderes naturales. Tienen gran capacidad para transmitir optimismo y buenas sensaciones que empujan a los demás a sacar lo mejor de sí mismos. 

Detrás de la imagen enérgica y poderosa de Leo, hay una mente analítica y astuta que es capaz de tomar decisiones acertadas con rapidez y de razonar con fluidez.

Los defectos de Leo

Los Leo son personas realmente orgullosas y arrogantes. Si no se controlan pueden tratar a los demás con desdén, y cuando algo hiere su orgullo, pueden ser personas muy poco razonables a las que costará aplacarlas y hacerlas entrar en razón. 

No hay duda de que a las personas nacidas bajo el signo de Leo les gusta liderar, y pueden ser realmente buenos en ello. Pero también pueden acabar sacando su faceta dominante y autoritaria. 

Tras todo lo comentado, puede parecer incoherente, y en efecto lo es, que el otro gran defecto de Leo sea que pueden ser personas muy dependientes. No les gusta la soledad ni pasar inadvertidos.