La personalidad de Tauro

Tauro es un signo que representa la estabilidad y la calma. Es el primer signo de tierra, lo que le confiere solidez, paciencia y persistencia. 

Los Tauro son personas que buscan vivir en paz y armonía con todo lo que les rodea. Prefieren la vida contemplativa a la actividad, y la calma y la tranquilidad son fundamentales para ellas.

A Tauro le gusta disfrutar de los placeres terrenales, si no se controla, puede tener cierta tendencia a dejarse llevar por ellos.

El signo de Tauro: el Toro

El Toro dota a este signo de una gran fuerza, estabilidad y calma. Tauro es pasivo y prefiere delegar en otros la acción, mientras él observa y "pasta plácidamente". Tauro puede tardar más de lo habitual en tomar parte en las cosas que le importan.

Tauro es lento y parco en el habla. Al principio, puede resultar frío, pero nada más lejos de la realidad, es muy afectuoso, amigable y familiar; pero a su ritmo.

Pese a que es un signo estable, nadie puede olvidar que es un toro que puede explotar con toda la furia de la naturaleza. No es recomendable enfadar a un Tauro, aunque puedes intentarlo toda la vida sin conseguirlo.

El regente de Tauro: Venus

El gusto por el arte de Tauro viene por su regente, Venus, el planeta del amor y la belleza. Un Tauro siempre tendrá alguna conexión con el arte, aunque sea sólo algunas canciones o un par de pinturas o un libro. Es raro encontrar a un Tauro insensible a la belleza.

Tauro es sensible y sensual, normalmente buscará el placer, la armonía y la unión con otras personas.

El elemento de Tauro: la Tierra

Tauro es el primer signo de tierra, la estabilidad es su punto cardinal y le gusta echar raíces. Son personas realistas, pacientes y persistentes.

Tauro es materialista y práctico y le gusta acumular posesiones. No es extraño que gran parte de su vida gire en torno a su hogar, que será muy acogedor y estará lleno de cosas interesantes.