La personalidad de Virgo

Virgo es un signo práctico y analítico que representa la pureza y la perfección de lo metódico y correctamente organizado. 

Los Virgo no son personas que desprendan un entusiasmo contagioso y no son dadas a sentimentalismos, tienen la mente fría, prefieren pensar antes de actuar y su personalidad es ordenada, tranquila y serena.

Los Virgo son personas que transmiten mucha calma y equilibrio cuando se comunican con los demás, por lo que suelen ser capaces de tratar asuntos con precisión y exactitud, lo que les convierte en grandes interlocutoras.

Las personas nacidas bajo el signo de Virgo son reservadas y modestas. Meditan las cosas con calma pero son realmente firmes a la hora de tomar decisiones. Además, suelen ser personas que se preocupan por su salud. 

El signo de Virgo: la Virgen

Es mejor no tomarse al pie de la letra el simbolismo de la Virgen. En Virgo representa la pureza de intención y de pensamiento. Sin duda alguna, son dos rasgos del sexto signo del zodiaco, pero también tienen sus lados ocultos. 

Su signo les otorga a las personas nacidas bajo el signo de Virgo gran claridad de pensamiento y la capacidad de interpretar sus propios motivos e intenciones de forma clara y cristalina. 

El regente de Virgo: Mercurio

Mercurio dota a Virgo de una mentalidad ordenada, que no soporta el desorden, los detalles descuidados o los retrasos. Son personas analíticas, a las que les gusta calcular y organizar. Es posible que Virgo de pronto se ponga a organizar todo sin que nadie se lo pida, pero no lo hace con intención de ser impertinente.

El elemento de Virgo: la Tierra

Virgo es el segundo signo de Tierra, lo que convierte a quien nace bajo su auspicio en personas responsables y dignas de confianza que transmiten una imagen sobria que aporta garantías a la hora de resolver problemas.