Virtudes y Defectos de Virgo

Virgo es un signo perfeccionista y analítico que afronta la vida con practicidad. Pero es un signo que tiende a perderse en sus pensamientos, y es frío e introvertido. 

Las personas nacidas bajo el signo de Virgo son dadas a sufrir crisis nerviosas si no aprenden a gestionar sus preocupaciones, que suelen ser muchas, pues tienen la inevitable necesidad de intentar comprender y analizar todos los problemas que surgen a su alrededor. Si se controlan, son capaces de aguantar un trabajo más intenso y duradero que gente regida por signos más potentes. Cuando están bien enfocadas, son personas metódicas y efectivas con gran capacidad para resolver todos los problemas con autosuficiencia. 

Los Virgo son gente nacida para ser tranquila y apacible, que es cuando sacan todo su potencial, pero han de controlar sus nervios. 

Las virtudes de Virgo

Virgo es un signo perfeccionista, trabajador, metódico, práctico y ordenado capaz de rozar la excelencia en todo lo que hace. Son personas analíticas que no cesan hasta entender todos los matices del mundo que les rodea.

Cuando aprenden a vivir de acuerdo con su naturaleza, las personas nacidas en Virgo son tranquilas, prácticas y sinceras. Transmiten calma a los demás por lo que se convierten en personas en las que confiar y son bastante eficientes ayudando a otros a gestionar sus problemas.

Virgo es además muy crítico consigo misma, por lo que es normal verla mejorar cada día y progresar con pasos firmes hacia la consecución de sus objetivos. Son personas trabajadoras poco dadas a gastos ni lujos innecesarios.

Los defectos de Virgo

Virgo es un signo introvertido al que no le suele llamar la atención relacionarse con multitudes. Le cuesta atender a personas que no traten temas de su interés y no suele ocultar su indiferencia. 

A veces dejan que su naturaleza práctica y analítica rija su corazón, y puede convertir a los Virgo en personas frías e insensibles. 

Aunque transmiten calma y tranquilidad, los Virgo suelen tener una mente inquieta y nerviosa que no dejan ver a los demás.